jueves, 19 de abril de 2012

El fenómeno energético


Si consideramos que todo es energía podemos entender que nosotros mismos actuamos como cuerpos energéticos y que, en lo más profundo, nuestro rol es siempre arbitrar energía. Todo el tiempo en nosotros se produce una dinámica energética. Brindamos y recibimos diferentes energías. Sucede así porque todo espacio y tiempo contiene energía y esa energía, puntualmente, determina acontecimientos. Observadas así las cosas, el universo entero es un compendio de distintas energías. Hay energías que se relacionan unas con otras, y de esa manera se establecen dinámicas; que por sobre todas las cosas son insondables debido al enorme detalle que involucran. La imagen sería: el universo como un espacio y tiempo infinito donde transitan energías con sus propias cantidades y calidades. Un tiempo y espacio infinito atravesado por múltiples potencias que no sabemos de dónde provienen. Así, digamos, se crean los hechos.
Publicar un comentario