viernes, 21 de diciembre de 2012

Un Dios favorece el sentido único


La creencia dice así: el mundo fue creado por una sola entidad omnipotente. Pero –como dice el fauno- esa idea no responde a ninguna lógica. De hecho, no son pocas las culturas que se imaginan o imaginaron otras cosas.

Lo que sí es seguro es que la vigencia de un marco regulado por una figura suprema -que establece  leyes que determinan cosas tan fuertes y drásticas como el bien y el mal-, es un paisaje perfecto para ejercer la dominación en la medida que se pueda generar un sentido exclusivo al que se denomina “verdad”.

 
Publicar un comentario