martes, 16 de agosto de 2016

Homenaje a Arnaldo Calveyra

Con las primeras luces del día
los pájaros se incluyen en una enardecida celebración
para liberar el espacio de cadenas de oro y plata
a un barco que en tu mente brilla muy portentoso y verde
y se alza en el medio del campo, en una hondonada,
por donde un riacho hermosea tanto el paisaje,
que pareciera que esos mismos pájaros adornan con su canto
a ese sol que sube detrás de unas nubes
afinándose hacia el este
a un ritmo dulce, casi imperceptible.




Publicar un comentario