lunes, 8 de agosto de 2016

Una tarde

Más que buscar una verdad puntillosa y determinada,
ahora vamos hacia una filosofía hecha de lo que ronda
las magníficas estatuas ubicadas en los grandes
parques de un país lejano, donde una vez,
después de tomar unas copas de vino,
nos tiramos en el pasto a descansar
sobre el final de una plácida tarde
hasta que el sol se fue.


Publicar un comentario