viernes, 10 de octubre de 2014

La dimensión astrológica VI

Cada cuerpo, a su vez, se vincula con cierto tiempo-espacio que está dotado de energías, lo que nos da una idea de la alquimia permanente que existe entre cada cuerpo y su entorno, y nos permite ver también por qué una persona, al nacer, queda impregnada con las energías existentes en el tiempo-espacio de su nacimiento.
Publicar un comentario