domingo, 31 de agosto de 2014

Las tortugas que esperan para desovar en paz

Aparece una playa plagada de aguas
vivas y en el agua tortugas marinas
que esperan que las aguas vivas
se pudran para ir a desovar en paz.

Benedit, Luis. Colores en Sepia

Hay dos calamares que están tan bien
dibujados que parecen el proyecto
de Dios a la hora de crearlos.

Y esa diagramación perfecta
arroja mucha paz
en el interior de algo
que está más allá del
       proyecto.

sábado, 30 de agosto de 2014

Diomede Miguel, figura

Se puede volver a los comienzos
de la pintura y al mismo tiempo
demostrar que detrás de los colores
esperan las figuras que buscan
ser reveladas para dotar a las superficies
de lo angelical que puede rondar el mundo.

Spilimbergo Lino Enea, Figura de Mujer

¿Y si nos ponemos a meditar
acerca de lo que pensó
una mujer allá hace tiempo
cuando nuestros padres
eran niños y nuestras
abuelas eran como esa
mujer todavía joven
y cautivante que tiene
algo de ama de casa
y mucho de lo que está
a punto de ser y todavía
                                      no es?

Sarah Grillo, Cero a la izquierda

¿Es posible reflejar algo
que parezca un conjunto
sin que lo sea
por el simple hecho que ese
algo te invita a ver objetos
que no terminan de verse
reflejados en la atmósfera?

Deira Ernesto, La noche

Hubo un tiempo en que la peste
se posaba en los cuerpos
sin razón aparente. Tal vez
era para resumir un cuadro
que se pintaría mucho
después, siglos adelante.

Sobre la poesía china

Hay algo efímero en la manera que se puede
resumir la realidad si sos un maestro.

viernes, 29 de agosto de 2014

Hlito Alfredo, Efigie con curvas

¿Y si nos atrevemos a pensar
cómo es la cara de la luna de cerca
de muy cerca?; ¿sería de colores
en función de un hábito que está
empastado de líneas en el fondo?

Campo ideológico -al compañero Xul Solar-. Daniel Santoro

Hay monumentos que son mejores
a los reales y hay campos
que se enlazan con las líneas
de una manera que no tiene
justificación posible si los símbolos
abundan para dotar al espacio
de muchos sentidos.

Acerca de Paisaje Urbano de Antonio Berni

Hay algo que representa el triunfo
de la historia por sobre el avance
de las ciudades y está contado
de la forma más benigna posible.

El castillo, sus límites, la cuadra a un lado
la manera como las calles se van
en una perspectiva
que es de lo más explicita.
Y todo eso dotado de un color
simple como quisiéramos que fueran
las cosas.

Acerca de la obra de Jesús Rafael Soto

Si hay algo de lo que no puede
hablarse cómodo es la metafísica
que está en el aire, pero es inasible
aunque se deje atrapar en un obra
plástica que resume de manera
débil y por ende encantadora
               el tiempo

jueves, 28 de agosto de 2014

Polesello, Rogelio. Tierra Oscura

Las formas pueden ser decantadas
hacia la esencia que está oculta
en las cosas que se erigen
para, con suerte, ser develadas
en un cuadro que imagina
lo que les cuento.

Kasai Kasuya, Pintura Nro 94

Hay un ideograma que se impone
en el cuadro que logra destacar
lo que prevalece fuera de las superficies
donde se libraban las batallas
medievales de un Japón indómito.

Fray Guillermo Butler. Acerca del cuadro Las sierras de Córdoba

De pronto los paisaje están para ser pintados
y no del modo inteligente que algunos pretenden
sino con la mirada infantil que tiene tanta ternura
como adoración por las fantasías que son posibles
en un marco donde la quietud prevalece
a la espera de la presencia de uno.

Alberto Greco, sin título oleo y esmalte sobre tela, 78 x 97 cm

Los climas inquietantes
están hechos por el maestro,
aquel que sabe vislumbrar
en la penumbra la posibilidad
de esperar hasta que amanezca
y las cosas cambien
para bien o para mal.

Londaibere, acerca del cuadro Tú y yo

Sobre un paisaje en blanco y negro
que muestra un castillo de fábula
donde sucedieron montones
de intrigas, se han posado
unas ninfas en forma de pinceladas
y todo resulta de lo más extraño.

Acerca de un cuadro de Benito Laren

Hay un buque próximo a partir
en los inicios de todos nosotros
cuando el color era algo todavía
más grandioso y fácil
que la imaginación
y los peces saltaban
en un laguna
que tenía el color
azul del mar
pero era de agua muy dulce.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Una isla

Si las arañas camina sobre el agua
y las personas se apretujan en los subtes;

si tu mirada tiene todo lo necesario
para volverme sentimental
y si los gusanos pudren a los cadáveres
estoy listo para transitar una luz
que resolverá por un momento
la angustia

Los Grandes Pintores -Cuadro de Nahuel Vecino-

Hay algo infantil e inacabado
en los cuerpos que sufren
en una isla situada en el medio
de la nada allá afuera
donde un mar turquesa
y las especies más alucinantes
que no sirven para mucho
porque estar varado en una búsqueda
no es tarea fácil.

Aquino. Cuadro Cerros azules

La presencia de los cerros
azules atrás de un mundo
inerte aunque pletórico
de una vida dotada
de seres pequeños
que rondan por las plantas
duras y permanentes que aguardan
no se sabe qué acontecimiento.
Me imagino que la lluvia.

martes, 26 de agosto de 2014

Un romance

Un jabón empapado de rocío que se desliza
y vos que me esperas todo el tiempo del mundo
decís, y los gatos afuera expectantes para que
volvamos bajo el sol a tocarlos.

La cuevita

Las formas de emplear
las palabras en un intento
de decir lo que pretendemos
sin que  alguna vez
sepamos en profundidad
qué es eso que pretendemos
en verdad
porque las pretensiones están
forzadas por mil cadenas
que nos atan a historias
conveniencias y especulaciones
que enlazan a otros y a nosotros
en un lugar donde la libertad
se queda en una cuevita.

Animales marinos

Un recuerdo que renace
para dejarte frente a una playa
interminable donde los animales marinos
solían ir a descansar de los humanos.

Con vos hacían una excepción
porque tu imagen les evocaba
la de un niño que, con su pequeño paraguas,
espera el tren solo, sin compañía de nadie.

lunes, 25 de agosto de 2014

Vacaciones en el trópico

El tiempo de hablar
sin pensar demasiado en nada.
Las olas juegan entre sí gracias al viento.
Las chicas están en la orilla
y ahora, de forma insólita, se prestan las palas,
los baldes, todo lo que les trajimos para que jueguen
por un rato y nos dejen al fin leer las novelas de misterio.

Esas novelas que nos gustan porque no agregan
nada existencial a nuestro estar en el mundo
y de esa forma nos convocan a modos conocidos
de antemano que más te apaciguan en la medida
que son previsibles, y con suerte forzados.

El problema es cuando oscurece en el trópico, pienso.
y unos pájaros marinos, que no son gaviotas pero se les
parecen bastante, vuelven a un nido que no sé dónde está
ni sé si existe. Y pienso en ellos bastante. En cuánto durarán
sus vidas, en cómo vivirán la rutina.

Cuando ellas aparecen en la playa

Un grupo de sirenas
una noche de invierno
que descansan en las rocas;
las puedo ver desde esta casa
que alquilo para las vacaciones de verano
y ahora, en julio, cuando ellas caen
los días más crudos, cuando el viento sopla
inmenso y el mar evoca la idea
de un peligro, de un naufragio.
Es entonces cuando ellas aparecen
en la playa.

Cuadro realista

Las mandíbulas
inertes sobre el césped
al lado de una pelota de golf
y un par de bananas que un mono
muy chiquito quiere alcanzar desde
una hamaca con asiento naranja

Aniversario



Las entradas en el sueño que adormece a las focas
que alguna vez vimos cercanas y a la vez intocables
en un mar que estaba picado por su presencia.

El conejo muerto, cuadro de Alfredo Prior


En un fondo celeste creado por
los artilugios que tiene la poesía china
han herido de muerte a un conejo
que vimos todos en nuestra infancia.

Casa color salmón, cuadro de Guzmán Loza

El arte del diseño
y el arte de tantas cosas
la hermosura de esa casa color salmón
estaba en un cuadro que se vendió
hace un tiempo sin que yo siquiera me entere.

Y para cuando me enteré, hace unos meses,
ya era tarde, era tarde para buscarlo porque ahora
lo tendrá un comprador feliz que lo disfrutará
en su living diminuto o tal vez mediano
o puede ser que inmenso donde una familia,
o él solo, pasarán quién sabe cada cuánto
por ese cuadro hermoso y lo verán a veces
y otras no, y estará así hasta que algún día
alguna vez, no sabemos cuándo, pasará de manos.

domingo, 24 de agosto de 2014

La carta, cuadro de Germán Wendel


Un enlace con las fábulas que cruzan
un río que tiene árboles muertos a los costados
pero cuenta con un lindo bosque más atrás
y un burro que lee una carta en la mitad
del agua y genera inquietud.

sábado, 23 de agosto de 2014

Anochecer cerca de Chilecito


Los cactus
la sucesión de plantas que se yerguen
como soldados de un ejército Inca
que todavía resguarda unos cerros que ahora
con el atardecer
se vuelven azules y después violáceos.

Los recuerdos y las algas

En las inmediaciones del mar
donde está la salud
donde están los recuerdos
que esperan que los pisemos
otra vez como si fuesen algas
que se han desprendido recién del
mar y, en vez de estar podridas,
son placenteras, son suaves, frágiles.

viernes, 22 de agosto de 2014

Las terrazas de Spilimbergo

Los paisajes son admirados
en terrazas que tienen algo extravagante
y al mismo tiempo monótono:
hay baldosas en blanco y negro
que disfrutan una figuras certeramente pintadas
que adquieren relevancia por lo que gozan
quienes las admiran de cerca
y después de un poco más lejos.

En el desierto del pintor -Berni-

Estoy en un desierto
con un cactus de muchos colores
que se apacigua en la medida
que uno más lo disfruta.

Y todo bajo el mismo cielo
que tenemos enfrente
y arriba de todos los hemisferios

Capitalismo

Las mil formas de sentarse bajo el sol
que tienen los tigres alados
en la ciudad resplandeciente de mármoles
que está a las afueras de todo.


Las otras formas que tienen quienes
habitan esa ciudad
los condenados a mirar
el mármol por siempre.

jueves, 21 de agosto de 2014

Un pescador hijo de Dios

Los mandamientos: esos que te aceleran
por todo el patio hasta que, con el corazón a mil,
hacerte verla mismísima cruz donde Cristo padeció
por nosotros hasta morir. Para después resucitar
y ascender por gracia de todos los que venimos
después de tamaño acontecimiento siendo que él era
el hijo de Dios y un pescador.

Y nos metemos adentro

Un rayo
y después el ruido
y antes el campo encendido
y las abejas adentro de las colmenas
quién sabe cómo.

Las luces del pueblo se ven desde
esta lomada y algún ruido ahora
que se viene la lluvia y el viento arrecia
también se escucha
es porque el viento los trae
te digo, y vos me das la mano
y nos metemos adentro.

Unas tortugas inmensas

El subte parece la reserva de
todos los que alguna vez estuvimos
del otro lado. Tenía ese lugar
bolas de fuego desparramadas
alrededor de un cactus de gran tamaño
en donde, de tanto en tanto,
unas tortugas inmensas

se mueven.

Las nutrias y sus parámetros

Las nutrias juegan en el agua,
se dan vuelta de espaldas
y parece que disfrutan
más que otros animales
¿Será cierto eso?

En algún rincón, las cosas tienen
como un tic tac que las incorpora
a ciertos parámetros, los de la vida
en conjunción con la muerte,
el de las palabras que intentan describir
el ciclo para darle más entidad a los sentimientos.
Y los sentimientos, que pobres, intentan
hilvanar un estado de paz que logre parar
la maroma de cosas que los acicatea
para que se acoplen a los mentados parámetros.

A las nutrias les gusta nadar de espalda,
las algas, la orilla rocosa
y andar de en grupo.
No es poco.

miércoles, 20 de agosto de 2014

El escultor

Se abre la montaña
y aparece un escultor
muy antiguo que no habla
porque espera que la piedra
diga lo que él no puede.

Un cuerpo en la estancia. Recuerdos

Una boca que se abre
para mostrarme un cuerpo llagado
en las inmediaciones de una estancia
a la que iba de chico
ese cuerpo estaba tendido en el pasto
y nos preguntamos con mi primo
si estaba muerto o qué
y en nuestra inocencia
volvimos corriendo a decirle a mi abuelo
que había un señor desmayado sobre un potrero
de alfalfa, pero estaba muerto, de eso nos enteramos
después, de mucho más grandes; porque mi abuelo
con mucho criterio nos pidió que vayamos a jugar
al cuarto, y salió con su escopeta a ver qué pasaba.

martes, 19 de agosto de 2014

Una tormenta que no es de verano

Una ballena que se deshace en la boca de uno
durante la noche pletórica de estrellas
mientras uno aguarda en una barca
el fin de una tormenta que no es de verano.

Uno en el Ser de todo

Las cañas de azúcar y las muchas formas que hay de cortarlas
los aros de cebolla y las mil recetas que hay para cocinarlos
y las salsas, las millones que hay, y las hormigas, incontables
y nosotros, unos y todos.

Aprender a valorar ciertas rutinas

El mar, esas rocas negras porque están cubiertas de mejillones
tienen algas que las rozan, y además el agua las lava
una y otra vez, en un tiempo que permanece
y así da muchas garantías.

lunes, 18 de agosto de 2014

Temporada de verano

El mar como un plato donde
saltan los peces todavía vivos
y después la arena expectante
por la cantidad de insectos
que podrían tocarla
y el viento, apenas hoy,
que anuncia el inicio
y las mantas que empiezan
a tenderse a primera hora
porque ya empezó una temporada
de verano más.

Los pájaros al sol

Los pájaros al sol
y su canto y su alegría
me recuerdan siempre a delfines
terrestres que saltan por un mar verde.

Poder ser un pájaro

La mañana y la sensación de poder
ser un pájaro, pero el querer serlo
con toda el alma
con muchas pero muchas ganas
es una forma de estar y de volar
también sin dejar el suelo.

domingo, 17 de agosto de 2014

La hora de las comadrejas

Cuando todo está calmo
en la noche de invierno
y es la hora de las comadrejas
espero que pasen
son dos, y pasan, más o menos
a esta hora: la una y cuarto de la mañana
y no sé a donde van
pero lo mismo pasan.

La desconfianza acerca de papá Noel

Los delfines como en danza
detrás de una esfera
que aloja unos pinos preciosos
y un gordo que se parece a papá
Noel pero no es papá Noel
porque si lo ves bien de cerca
te das cuenta de que no tiene
la barba totalmente blanca
y eso te induce a la desconfianza.

Una nube de langostas

Un nube de langostas
sale de un montaña
para enredarse en un pelea
con un grupo de vacas
que está plácidamente
a la espera del final del día.

Las nubes y las focas

¿El ser de las nubes?
Las cosas que se repiten
en la cabeza
y la manteca como una pátina
que se afloja alrededor de tu cuerpo
y cae en un lugar donde la nieve se acumula
y el sol es tan débil que la mantiene
sin derretirse para que, en algún momento,
aparezcan las focas y se deslicen.

El pasado y el río

Es difícil no renegar de nada
ver el río en verdad perlado
calmo y a la vez como a la espera
de que algo pase. Es difícil sentir
en esta parte de la ciudad a los loros
pero a veces pasa; a veces las ilusiones
vuelven al cuerpo y pronostican
momentos que serían la mejoría
casi perfecta de un pasado

Los muertos permanecen

Amanece y los siglos detrás de tanto silencio
son como palpables detrás de los muertos
que se encuentran desperdigados
en la memoria de los que todavía sueñan.

sábado, 16 de agosto de 2014

Cosas que van más allá de la imagen

Las velas sobre un porción muy grande de pasto
y las gaviotas por encima
custodios de un grupo de insectos que pululan
y más arriba las nubes custodios de otras cosas
que van más allá de la imagen.

Plaza San Martín

La visión paranormal del Cavanagh
la barranca y los árboles centenarios
a la espera, seguros de sí mismos
en su devenir histórico
afincados como están
en un sitio que al fin y al cabo
es de tránsito. Todo el mundo lo sabe.
La barranca después, la Torre de los Ingleses
al final, los trenes de Retiro, y más allá el puerto
y la promesa de un río y una estación de ómnibus
que afea un poco el cuento para volverlo
más interesante.

Infancia

Las mandíbulas de tiburones secándose al sol,
el cuerpo en la arena, el calor abrasador
y la gente, lejos, en la orilla. Y al fondo
los médanos donde alguna vez vi
un padrillo estrellando su cuerpo azulado
sobre una yegua perfectamente blanca

Los gatos al sol

Los gatos al sol
de un hospital en decadencia
que aloja a muchos ancianos
a la espera de la muerte
juntos, en cadenas que
a veces son de rezos,
y otras son de un palabra
que siempre noto con una tinta
más negra que el negro
óbito.

¿Sonríen los delfines?

Es de noche todavía,
un grupo de plantas se mantiene inerte,
supongo que a la espera del día.
Pienso qué pueden sentir ellas,
si es que tienen algún tipo de sentimiento,
ese fenómeno tan complejo de definir
y tan bien expresado, sin embargo,
por los delfines
que hasta por momentos sonríen.


viernes, 15 de agosto de 2014

El próximo azul de los llanos riojanos

Se acerca a la mansedumbre
del campo para tener un poco
de esa tierra en donde el sol
adormece a las fieras
y las deja bajo los árboles;
muy pequeños a veces
y otras veces centenarios
y como sufridos por una falta
de agua que los ha vuelto
más estoicos.

La jungla donde están los monos

Amanece
el río hoy está quieto
y el sol sube como tantos días;
al menos eso parece
en la quietud de un día
que habla de cada día
de todos los días
que se esparcen por
-me imagino-
la jungla
donde están los monos
con los que tanto sueño.

jueves, 14 de agosto de 2014

Cuando nos acercábamos a los cuadros -acerca de las obras de Germán Wendel-

La imagen fue extraída de un cuento
que se ha esfumado de la memoria
de aquellos adultos que se olvidan
de su grandeza de niños,
cuando la falta de nociones
demostraba cada día más
y más cosas que, en vez de esfumarse,
se volvían tan nítidas
que concentraban
los colores y los acercaban
a los ojos para saciar esa sed
por saber lo que todavía no era
sabido pero ya estaba a mano.

¿Cómo piensan los pájaros?

Esta vez las luces se encienden
con las primeras declinaciones
del sol. Lo digo así porque
las vivo como musicales.

Un trasatlántico se muestra en el horizonte
y los pájaros pareciera que apuran su regreso
al lugar que no nombran de otra forma que nido,
según lo que nosotros pensamos;
aunque nosotros no sepamos
cómo ellos piensan.

Los pájaros al amanecer

Amanece sobre el río
los pájaros otra vez comienzan a recorrer
los techos como ocupados en algo
que imagino será su comida
pero la sensación es otra
es como si precisasen ir a ocupar
un puesto específico en un lugar
que tienen asignado no sé por quién.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Todo sobre montones de estrellas

La noche estrellada como cuando
había una familia alrededor del fuego
y la comida, ordenada sobre la mesa,
era el principio de un río donde
uno se sentaba a nadar y a la vez a
tomar y a comer, es decir
los manjares era lo mismo
que el placer del agua cuando fluye
por el cuerpo y lo calienta,
y todo bajo montones de estrellas.

La evolución del conourbano



Las plantas en los jardines
que recrean lo que alguna vez
fue un pastizal donde los hombres
caminaban en busca de comida.
Casi igual que ahora.



Barrio de Retiro II

Amanece y los pájaros viajan
a distintos lugares, las banderas
se agitan, y los techos permanecen
a la espera del sol que aparece apenas
sobre el río, que se ve también apenas
desde donde estoy.

martes, 12 de agosto de 2014

Los cisnes en primavera


Se prepara para compartir lo bello
que tienen los cisnes sobre un lago
que hasta hace poco estuvo congelado
y hoy está listo para recibir su elegancia.

Loros como dibujitos animados

Nado en un río verde
con un fondo de abejas dormidas
que me recuerdan a mi infancia,
solía darle mucha importancia
a los panales en la quinta de mi abuelo
y solía darle mucha importancia a un
ombú donde recalaban cientos de loros
parlanchines que me hacían acordar
a los dibujitos animados.

lunes, 11 de agosto de 2014

Un jabalí que corre por mi boca

Un jabalí que corre por mi boca
en busca del punto de impacto
más perfecto que me permita
descargar toda mi rabia
hacia su cuerpo potente,
inmenso, que está por un extraño
motivo en mi boca, tal cual dije.

Un cuadro de Huertas Aguiar

Los cactus suben por las montañas
para establecerse como vigías
de un río que pasa por lo bajo
muy pocas veces con agua.

Son los grandes pájaros
y los pumas que no se ven nunca
los que le otorgan incluso más encanto
al espacio que, cuando uno mira para arriba,
encuentra celeste, de un celeste tan intenso
que pareciera que el aire entra más
en los pulmones de todo y de todos.

Una tortuga marina

Una tortuga marina que emplea
toda su vida para recorrer tus sus mares
en un esfera donde viven millones y millones
de seres, algunos en torres, otros entre lianas,
por los árboles, saltando de cuando en cuando.

domingo, 10 de agosto de 2014

¿Cómo dejar de pensar?

Nado como un cometa que se entierra
en el agua, y pienso en todos los astros
en todos los planetas, y en todos los tiempos,
y braceo, y siento mi cuerpo, y pierdo peso,
y el pensamiento, antes tan perturbador,
comienza a ser más liviano,
como si fuese posible al fin
dejar de pensar y sólo bracear.

Los chicos en la plaza


Los chicos en la plaza
es como que viven otra vida
una reclinada en otros paisajes
que son más propios de la jungla.
De una jungla llena de monos
de víboras, de miles de animales
incapaces de hacer un daño.

La gente y sus perros

La visión de los edificios
que piden pájaros a la distancia
y volquetes rebosantes de basura
abajo, y personas que pasan con
sus perros para darles un poco
de atención y cariño
que es retribuido enseguida,
según veo.

Día nublado

Las nubes que hoy cubren el cielo,
se amontonan para suavizar
el alma de los gatos
que, subidos a edificios muy altos,
sienten que desafían a la muerte
en busca de incautas palomas.

sábado, 9 de agosto de 2014

Perfume barato

El hombre que nada para olvidarse
de ella y de todo lo que han perdido
en el tiempo que les ha tocado
en suerte, la fascinación por la selva
que tiene y la voluntad de superación.
Ojalá yo tuviese la misma fuerza
para acercarme como él se acerca
a una virgencita que tiene en la guantera
de su auto; uno desvencijado
donde todo huele a perfume barato.

La profundidad del bosque

La profundidad del bosque
la inmunidad de sus sonidos
y esa forma tan linda de excavar
que tienen los perros,
¿por qué las cosas tan lindas
a veces se alejan de nosotros?

Torres que se alzan

Los flamencos inertes en el medio de una laguna
salitrosa en un desierto llano que anuncia
la cordillera; con eso me quedo
en este tiempo de torres que se alzan
con muchos cables que interconectan
tantas cosas que están amontonadas.

La sirena

Nada acompañada de animales fantásticos
en una playa del sur más al sur del mundo conocido
que es caliente.

Las nubes arriba la acompañan
por momentos, no sé por qué.

viernes, 8 de agosto de 2014

Las ninfas

Las ninfas que disfrutan por todos lados,
no cesan de aparecer, viven hasta en
los lugares más recónditos de mis arterias.
Y no paran de traerme mensajes
que muy pocas veces descifro.

Me hizo acordar a los cuadros de Quinquela

Nunca lo había notado
el sol aparece por el río acá
y sube a través del puerto;
me hizo acordar a los cuadros
de Quinquela, a esos fulgores
vueltos una actividad portuaria

jueves, 7 de agosto de 2014

Los titanes

Se apartan de la hierba para correr
desnudos hacia el río 
y así disfrutar del agua más bella
que se puedan imaginar
en un contexto donde el sol brilla
lo suficiente pero no demasiado
-es el amanecer de otro día-
uno que ellos quieren guardar
por siempre y que no pueden
no obstante todos sus poderes.

Una escena del pasado

El río que recorre un cuerpo
que se parece a lo que alguna
vez tuve, la fantasía de poder
tocarlo me devuelve a una escena:
miles de abejas acercándose a nosotros
para atacarnos por lo que habíamos hecho.

La Santa Rita inmensa

Amanece y es raro
uno se activa en su propio lenguaje
recuerda sus padecimientos y así
se ubica en una realidad más bien supuesta
o tal vez buscada no sabemos para qué.

Tal vez para las simples iluminaciones
que ocurren muy de tanto en tanto
y con suerte. Como la vez que vi
hace poco esa Santa Rita tan grande
sobre una casa tan chica.

miércoles, 6 de agosto de 2014

Mar de invierno

La arena y las gaviotas más adelante
que esperan como que uno llegue hasta ellas
para levantar vuelo contentas
y el mar del invierno
que es como más calmo
más dotado de una inercia
se vuelve más lindo con el silencio
de todos los que se fueron.

Barrio de Retiro, Buenos Aires

Las ciguenas que sobrevuelan
edificios de un estilo noble, el Imperio
las garrafas de gas, a metros
en casillas malhechas
y una autopista que te lleva al río,
junto con vasijas hermosas de porcelana,
tapices inmensos y cuadros de una
sensibilidad que dan ganas de tocarlos
aunque uno sepa que eso no es posible.

Los chinos en las nubes


Los cielos con nubes
como pintados por chinos
que vienen de muy lejos
para difundir su arte y son capaces
de no estar más que en las nubes

El sueño y el agua

El nadar para impulsar una pelota
tras otra; están diseminadas por toda
la pileta y la verdad es que es molesto
nadar así, y con tanto cloro en el agua.


Ese es el sueño de una jirafa en el
zoológico de esta ciudad
que tiene también un río
inmenso que exige mucho
cloro para que su agua sea
potable.

martes, 5 de agosto de 2014

La casa color salmón

Tiene un frente austero
que traduce la felicidad en un estado puro
como si las personas y las cosas
pudiesen repetir una linda mañana
por siempre.



Pero eso lo desmiente una Santa Rita
que acompaña el garaje
donde la imagen sencilla de un joven
que se fue antes de tiempo, lo evoca.

Clase de escultura

Las corrientes del río
la fascinación por ver
las perlas soñadas en la
la increíble bondad del espíritu
cuando se levanta la piedra
con el golpe de la punta
forjada en la intensidad
del trabajo del herrero
y la permanencia de la piedra
en su silencio.

lunes, 4 de agosto de 2014

El limonero emocionante


El cuerpo primero sobre la tierra
después sobre el agua
y al final
sobre la infinita procesión de seres
que pueblan todo lo conocido
por lo que es la dinámica
de un limonero que ofrece tantos
limones que, la verdad, te emociona.

Las vacas en el campo


Se alzan como un milagro
que se representa, una y otra vez
para demostrar la posibilidad
de que la manada siga inerte
pastando con un fondo inmaculado
que convierte al paisaje en un
lugar mejor.

La esfera turquesa

Las dagas atraviesan el agua
a medida que uno nada
y las algas, inmensas,
marcan rumbos insondables
por toda una esfera turquesa
de la que se no sospecha nada.

domingo, 3 de agosto de 2014

Viaje por Las Pampas

Caranchos que tienen un vista infinita
loros que los perciben también
eucaliptus que los alojan
y pasto por doquier
donde las vacas pastan
separadas por potreros que tienen
algo de girasol y de soja
las maravillas de las nubes
buscan un lugar en el plano;
intentan así darle más entidad
a lo bucólico y tal vez deslucido
que aparece por el trazado de una
ruta que impulsa el comercio
y todo lo que altera a los caranchos
de los que hablábamos antes.

sábado, 2 de agosto de 2014

Un noche de las mil


El calor, las ratas fulgurantes
en busca de comida.
El amanecer entre algas
que alguna vez estuvieron
en un agua pletórica de peces,
era turquesa y azul por momentos.
Los fármacos deseminados sobre la mesa de luz
y al menos vos, alegre, en el fondo del patio,
tendiendo la ropa recién lavada en la soga.
 

viernes, 1 de agosto de 2014

Aquellos animalitos de Dios

Las altas hierbas
por donde saltan los animalitos de Dios
que se empecinan en recorrer los mismos
senderos que les han sido recomendados
por sus padres en un acto que no escapa
a las nociones que todos nosotros guardamos 
en la parte más secreta de nuestro saber.

La creación

Se abre la montaña
y muestra la imagen tan conocida
la Virgen y el Niño
y atrás la naturaleza
en un estado paradisíaco
que se desliza hacia un final
que es un túnel que convoca
a todas las imágenes existentes
desde la apertura.

Picaflor

Soñé con todas las formas posibles del ser
y con todos los tiempos posibles de habitar
un cuerpo que pudiese estar con todas las flores
y al mismo tiempo pudiese corroborar su especie
en los grados máximos que tiene el sol
espléndido cuando se levanta
y uno lo sigue
para ir a a desayunar el néctar.