sábado, 18 de noviembre de 2017

Poemas en Nueva York. A la salida de un colegio

La posibilidad de estar frente al agua
y dejar que las cosas reposen un poco,
mientras todos pasan frenéticos,
con la vista puesta en una forma
que los abraza y los empuja a ser
más y más intensos,
en el despertar de cada día,
mientras que nosotros vamos atrás de lo tenue
y de lo que declina en una tristeza
que de a poco, por ser tan frágil,
se ha vuelto tierna, y de ese modo nos convierte
en esos pequeños sabios que aguardan
la llegada de un azul en el ímpetu del agua. 

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Poemas en Nueva York. Nuestro brío en Central Park

Es la versatilidad que ganamos para no concluir
con una soberana certeza esas frases
que soltamos en nuestro intento por aprehender
lo que está por todos lados disperso
y es como la búsqueda de cierta luminosa
comunión que quisiéramos tocar,
gracias a nuestros intentos,
cada vez más silenciosos y tiernos,
por alzar un poco la vista y alcanzar
-nosotros también- la fabulosa impresión
que despiertan las nubes, los días ventosos
de la incipiente primavera, en los pájaros,
que podrían ser los mensajeros de nuestro
propio despertar, que ya está, sin que sepamos cómo,
desparramándose por todos lados.

sábado, 11 de noviembre de 2017

Poemas de Nueva York, Lincoln Square

Ella tocó mi mano para que yo pueda
recibir lo que se vislumbra en el interior
de una perla metida en arena humedecida
por el suave contacto en la orilla.

martes, 7 de noviembre de 2017

Poemas de Nueva York, Un paso más


Ir más allá de lo rechazado y temido
en calles que se oscurecen junto
a perros jubilosos y torpes
sin que se nos permita tomar notas.


miércoles, 1 de noviembre de 2017

Poemas en Nueva York. Desde el hotel

Un montón de nueces se diseminaron
por los confines, y queriéndonos mucho
nos dimos de todo para que los árboles
de todas las plazas crezcan como nunca antes
y nosotros, cada vez más unidos, nos adentremos
en las penunbras acechantes hasta que los pájaros
lleguen a interpretar la cúspide de los cielos.

sábado, 28 de octubre de 2017

Poemas de Nueva York, hacia la orilla

Vimos lo bochonorso y lleno
de una pretendida riqueza venir hacia nosotros,
y nos corrimos de esos hierros derruidos
que aplastan al planeta hasta lograr
asomarnos a un cactus magnífico
que se mantuvo en silencio
mirándonos fijo hasta que dejó
a la belleza y fealdad en nosotros anidando
y nos invitó a ir un poco más allá.


jueves, 26 de octubre de 2017

Poemas de Nueva York, Iglesia frente al Met

Hay una forma muy tierna de buscar
a Dios entre las torres alzadas para adorar
a muchos de los que no pueden meditar
acerca de la forma extraña que tienen
las pasiones que se abandonan
para que uno renazca
como un hombre más proclive
a entender sus propias decepciones,
al punto de tocar esa tenue indulgencia
que implica un mayor amor.