viernes, 22 de junio de 2018

Cuando llega el final del día



Vamos detrás de esas cosas
que estaban destinadas a no estar más,
y ya no están; algo las intensificó
de un modo tierno, y ahora, que estamos
con una nostalgia que todavía no llega
a convertirse en tristeza profunda,
deben ser liberadas
para que podamos tener
un poco más de afecto.

lunes, 18 de junio de 2018

El sentido de nuestros días


Volver a tocar esas instancias  
que nos llevaron incluso a no desear la vida
para encarar ese mismo lugar
con un dejo de descreimiento
y ser capaz de jugar
con la monumental sensibilidad
reservada a los que después de tocar
lo profundamente negro del barro
salen con un oro distinto.

sábado, 16 de junio de 2018

Las sibilas en los muelles


Siguen a la espera de que nosotros, con nuestra
sensualidad incipiente, lleguemos a entender que, 
más allá de las construcciones ideológicas,
en los campos florecidos, tratamiento físico hacia las ideas
vuelve pequeñas y superfluas a las categorías.

sábado, 9 de junio de 2018

Un pedazo de pasto donde echarnos


Abordamos los pensamientos en su dimensión física, vemos sus azulados contornos, los rosados también, e intentamos captar las dinámicas que disparan las cosas que pensamos gracias al cúmulo de mecanismos que se han instalado en nuestra mente para que funcionemos dentro de un sistema inmenso que nos quiere imponer su interés para de algún modo quitarnos el protagonismo que tanto deseamos por las noches, cuando más allá de todas posturas y los juegos que se celebran en el centro de exhibiciones, vamos por los campos en busca de un pedazo de pasto donde echarnos.

jueves, 7 de junio de 2018

Decir con la mirada


Llegar a los paisajes donde alcanzamos
ese punto donde no hay en nosotros
una idea o creencia capaz de fijar
un camino destinado a sostener
limitaciones y poderes que encarnan
un fabuloso cuento
que no tiene nada de sentido
en esa instancia última,
la más cercana, la que nosotros
estamos ahora, así, cerca de las rocas,
al calor del sol, dispuestos una vez más
a decir con la mirada lo mismo
que vemos en el mar.

martes, 5 de junio de 2018

Orillas tenues



Esa felicidad que aparece cuando las palmas de nuestras manos
se juntan para no decir nada en especial
porque saben que las madejas de unos y otros
no sirven más que para entorpecer eso que está
por todos lados en silencio y llama a cada cosa
a permanecer en un estado de revelación que,
a medida que nos acercarnos a una gestualidad
cada vez más cariñosa, es capaz de ser el paisaje mismo
que entra en los cuerpos para no diferenciarlos.
Y los lagos y las montañas se juntan 
y las olas fantásticas llegan a orillas tenues.


martes, 29 de mayo de 2018

Silencio de nieve


Supongo que en principio las cosas y todos nosotros
estábamos en silencio y en ese silencio de nieve 
podíamos sentir nuestros latidos como quien siente 
una calma cercana a una quietud capaz de garantizar 
que ninguna desgracia nos pueda ocurrir 
al punto que los vaivenes del tiempo quedasen 
sepultados en la mudez que tienen los cementerios
en donde ni siquiera los recuerdos pueden salir.